Antecedentes Históricos Avances de la Sociedad Civil



En el lenguaje de la política de hoy, la Sociedad Civil es generalmente empleada como uno de los términos de la gran dicotomí­a Sociedad Civil/Estado. Lo que quiere decir que no se puede determinar su significado y delimitar su extensión sino es redefiniendo simultáneamente el termino Estado y delimitando su extensión. Negativamente, por Sociedad Civil se entiende la esfera de las relaciones sociales no reguladas por el Estado, entendido restrictivamente y casi siempre polémicamente, como el conjunto de los aparatos que en un Sistema Social Organizado ejercen el Poder Coactivo. El origen de la Sociedad Civil remonta a August Ludwig von Schlozer (1794) en la diferencia entre "societas civilis sine imperio y societas civilis cum imperio", en la cual, la segunda expresión indica aquello que en la gran dicotomí­a es designado con el termino Estado, en un contexto en que, aun no ha nacido la contraposición entre Sociedad y Estado y basta un único termino para designar uno y otro con una distinción interna en especies.

En las más recientes teorí­as Sistémicas de la Sociedad Global, la Sociedad Civil ocupa el espacio reservado a la formación de las demandas (input) que se dirigen al Sistema Polí­tico y a las cuales el Sistema Polí­tico tiene el deber de responder (output). El contraste entre la Sociedad Civil y el Estado se pone entonces como el contraste entre cantidad y calidad de las demandas y capacidades de las instituciones de dar respuestas adecuadas. El tema hoy tan debatido de gobernabilidad de las sociedades complejas también se puede interpretar bajo la luz de esta dicotomí­a. Una sociedad se torna tan más ingobernable cuanto más aumentan las demandas de la Sociedad Civil y no aumenta correspondientemente la capacidad de respuesta de las instituciones; o mejor dicho, con la capacidad de respuesta del Estado alcanzando lí­mites talvez no más superables –ejemplo crisis fiscal-. Por otro lado, la ingobernabilidad genera crisis de legitimidad; ya que las Instituciones representan el Poder Legí­timo en el sentido Weberiano de la palabra, esto es, el poder cuyas decisiones son aceptadas y cumplidas en la medida en que son consideradas como emanadas de una autoridad a la cual se le reconoce el derecho de tomar decisiones válidas para toda la colectividad.

En un concepto más terrenal y genérico, para diferentes niveles culturales, se puede establecer que la Sociedad Civil es el espacio donde personas naturales y/o jurí­dicas se agrupan en un esfuerzo mancomunado, comprometidas por la defensa del bien común; orientan su pensamiento y acción, a fin de lograr que los gobernantes adopten polí­ticas públicas conducentes a la optimización de los recursos del Estado para alcanzar un desarrollo sostenible de excelencia y calidad con transparencia y equidad; esforzándose para que crear condiciones necesarias y suficientes para que las personas logren desarrollar a plenitud la totalidad de sus potencialidades. Bajo este orden de ideas, se hace necesario hacer sólidos esfuerzos para que en cada uno de los paí­ses del planeta existan organizaciones fortalecidas, responsables y consecuentes de Sociedad Civil que, en su propio radio de acción, generen condiciones que conduzcan hacia una mejor defensa del bien común, que en definitiva, nos pertenece a todos los habitantes del planeta tierra.

En la actualidad, la Sociedad Civil mundial organizada está articulándose en forma creciente y con un protagonismo diferente a las de su génesis. Desde la cumbre de Rí­o 92 y las subsiguientes cumbres de las Naciones Unidas "ONU" y de la Organización de Estados Americanos "OEA", se vienen promoviendo Resoluciones y Acuerdos Mundiales y Hemisféricos tendentes al fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil, a fin de lograr la toma de conciencia para que los pueblos del mundo tengan una participación responsable de todos los sectores sociales en la discusión, formulación e implementación de polí­ticas públicas, conducentes a obtener un desarrollo sostenible e incluyente en beneficio de la humanidad y su entorno; como también, crear las condiciones necesarias, pertinentes y suficientes, para que todos los ciudadanos del planeta alcancen desarrollar a plenitud la totalidad de sus potencialidades.

Algunas de estas Resoluciones y/o Acuerdos Globales y Hemisféricos tendentes a fortalecer a las Organizaciones de la Sociedad Civil, por razones especiales, son ignoradas por los gobiernos de turno donde existe una Sociedad Civil débil o, en su defecto, sometida a los designios de las personas que detentan el poder polí­tico de la respectiva nación, acción que evita el desarrollo y fortalecimiento de Organizaciones de Sociedad Civil Independientes y Beligerantes Locales. Por lo general, estos paí­ses son un paraí­so donde proliferan las Organizaciones de Sociedad Civil de algunos paí­ses cooperantes, sustituyendo la labor que bien podrí­a ser desarrollada por las Organizaciones de Sociedad Civil Local y, consecuentemente, la ayuda asignada al paí­s beneficiario, por lo general, en un alto porcentaje, retorna al paí­s cooperante por medio de sus Organizaciones de Sociedad Civil que tienen programas y proyectos en el paí­s beneficiario “Ejemplo típico: Honduras Post-Mitch-.

Esta situación demanda mayores esfuerzos y una profunda reflexión de parte de la ONU y de la OEA, a fin de que se ejerza una efectiva presión por los canales más idóneos y convenientes, en procura de lograr que los paí­ses donde suceden estas situaciones especiales hagan esfuerzos verdaderos para el fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil Local; como también, estas Organizaciones de la Sociedad Civil Local deben vincularse con las diferentes expresiones de la Sociedad Civil Regional, Hemisférica y Mundial; a fin de lograr establecer una Red de mutuos y solidarios intereses en el permanente esfuerzo de la defensa del bien común de todos los habitantes del planeta.

El Foro de la Sociedad Civil Mundial "FMSC" que concluyo en Ginebra 2002, es un buen inicio. Es producto de la Declaración y del Plan de Acción de la Sociedad Civil Mundial Organizada, presentada a la Asamblea General del Milenio y a la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas y la Declaración del Foro del Milenio de la Sociedad Civil Mundial donde se concluye con el Acuerdo de crear un Foro Permanente de la Sociedad Civil Global, democráticamente constituido.

Sin duda alguna, en el plano mundial, con la participación de la Federación Mundial de Asambleas de Naciones Unidas, "WFUNA", de la Conferencia de ONGs de Naciones Unidas, CONGO, CIVICUS, UBUNTU, la Unión de Organizaciones Internacionales UOI, y de otras organizaciones y redes de la Sociedad Civil locales, nacionales y regionales y con una amplia contribución de representantes de las Agencias de Naciones Unidas, de la Unión Interparlamentaria y de observadores, han dado nacimiento al Foro Mundial de la Sociedad Civil "FMSC" como foro permanente, que dos años antes fue aprobado en el Foro del Milenio de las Naciones Unidas en New York, se ha dado un paso trascendental para la futura articulación democrática de la representación de la Sociedad Civil de todo el mundo.

El FMSC 2002 ha elegido democráticamente entre los delegados presentes, representando a millares de Organizaciones de la Sociedad Civil , un Consejo Mundial que habrá de proponer y determinar los demás órganos de gobierno del Foro Mundial entre plenarias y los procedimientos y convocatoria del próximo FMSC y, posiblemente, sobre el tema de la reforma de la Organización de las Naciones Unidas entre otros aspectos, en colaboración con la Unión Interparlamentaria ; a fin de tratar y resolver problemas que solo una arquitectura de polí­tica democrática mundial puede legí­timamente abordar, dotándose de instituciones democráticas globales que pueden corregir las carencias y desigualdades de la globalización actual. También es saludable reconocer que los estados miembros de las Naciones Unidas no son todos iguales ni se rigen por las mismas leyes, las Organizaciones de la Sociedad Civil tienen su diversidad y objetivos concurrentes y complementarios que hay que armonizar para el bien común en el FMSC que ahora empieza su andadura sobre lo germinado en el Foro del Milenio. Como lo pensaban Cicerón en Roma, Jefferson en la Constitución de los USA. y los genitores de la Confederación Helvética y otros intentos federales, la Sociedad Civil está en el origen de la democracia y la democracia se renueva y consolida en el mundo de hoy desde la Sociedad Civil.